Your SEO optimized title page contents
Imagotipo
Logo
Teléfono
Lupa
Productos
Noticias

 

COMO LIMPIAR NUESTRAS GEMAS Y PIEDRAS PRECIOSAS

 

 

Lo primero que hay que hacer en cuanto llegue a nuestras manos un cristal o piedra es limpiarlo. No se debe utilizar nunca un cristal o piedra sin antes haberlo limpiado perfectamente, dado  que esas piedras han pasado por muchas manos y lugares antes de llegar a nosotros y se han impregnado de todas esas energías que no sabemos si nos van a ser perjudiciales o no.

 

Esta limpieza primera se debe repetir de tanto en tanto para eliminar la carga de energía negativa tanto del ambiente como de nuestro cuerpo. Limpiarlas no significa sacarles la suciedad o la tierra que presenten, sino liberarlas de toda vibración nociva que puedan portar.

 

Cualquier piedra tiene el poder de liberar a las personas de la negatividad, no importa el tamaño, por lo cual debe ser limpiada metódicamente para asegurar la máxima efectividad.

 

  1. Tomar la piedra con ambas manos y colocarla durante cinco minutos bajo el agua del grifo para que se purifiquen y descarguen de toda la energía negativa que puedan tener, mientras lo hace visualice un lago con aguas claras y perfume de pinos.
  2. Ubicar la piedra en un recipiente (que no sea de plástico), coloque la pieza dentro del refrigerador durante toda la noche. El frío tiene un poderoso poder purificador.
  3. Piedras tales como la turquesa, crisocola o pirita de sol, no deberían ser limpiadas con agua ya que son extremadamente porosas y se pueden quebrar muy fácilmente cuando quedan húmedas.
  4. Cualquier piedra “agradecerá” ser expuesta al sol ocasionalmente, por no mas de una hora (no olvidarla por largos periodos ya que se percudirá).